miércoles, 26 de diciembre de 2012

continuum…#31

conexiones
Penguin Cafe Orchestra
Penguin Cafe Orchestra

… «De todo ello se deduce lo que, sin duda, constituye la verdad última del puzzle: a pesar de las apariencias, no se trata de un juego solitario: cada gesto que hace el jugador de puzzle ha sido hecho antes por el creador del mismo; cada pieza que coge y vuelve a coger, que examina, que acaricia, cada combinación que prueba y vuelve a probar de nuevo, cada tanteo, cada intuición, cada esperanza, cada desilusión han sido decididos, calculados, estudiados por el otro» (La vida instrucciones de uso, Georges Perec)

… llegada del Curiosity a Marte: año 1, sol 0…

… después de dejar a su banda de jazz en 1957, Basil Kirchin se dedica a viajar durante varios años por el mundo. Finalmente, recala en Sidney (Australia) con la intención de pasar allí una temporada. Días después de llegar recibe una extraña llamada: el equipaje que había dejado en el barco, incluyendo las nueve cintas de 7 pulgadas que recogían lo más destacado de su producción durante su periplo viajero, ha caído al mar durante el proceso de desembarque, quedando completamente destruido. Nadie sabe lo que contenían aquellas cintas, salvo el propio Kirchin, sus músicos y los peces.
Tras su regreso a Gran Bretaña, Basil Kirchin abandona definitivamente el jazz y comienza a explorar, junto al ingeniero Keith Herd, en una incipiente música electrónica, componiendo piezas para películas imaginarias. En World Within Worlds (WWW, ¿anticipo de World Wide Web?), Kirchin combina instrumentos tradicionales con sonidos procedentes de la naturaleza y el ruido amplificado de insectos, anticipando así lo que habrá de ser el ambient posterior.
Con la llegada en 1967 de los nuevos micrófonos y grabadoras Nagra, y las nuevas posibilidades que esta tecnología ofrece, el sonido de Kirchin se torna más oscuro, descubriendo «nuevos sonidos», inaudibles hasta ese momento…
           
…«Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba» (Kybalion)…

… hubo un tiempo en que en Nápoles se practicaba la costumbre del denominado «café suspendido». La existencia de pobres (pobres de solemnidad que no tenían dinero ni para pagarse un café) o quizá motivos más prosaicos, como la necesidad de compartir la desbordante alegría sentida en un momento dado, empujó a otras personas, que sí que podían permitirse el placer de un buen café, a pagar su taza y dejar pagada otra, el café suspendido, para el cliente que viniera después. «¿Algún café suspendido?», preguntaba alguien a la puerta de los caffès napolitanos…

… la empresa gerundense Klic-Klic fabrica el denominado «primer juguete erótico 3.0». Consiste en un artefacto que reproduce los dos órganos sexuales, masculino y femenino, y permite sentir, a distancia y gracias a la tecnología Bluetooth e Internet, los movimientos genitales de la pareja del usuario. El klic-klic funciona con pilas y tiene una autonomía de hasta cinco horas; está fabricado en China (se desconoce si los empleados de la fábrica utilizan el juguete mientras trabajan, de cara a una mayor y más placentera productividad). La empresa ha diseñado toda una red social para que distintos usuarios puedan interactuar y transmitir sensaciones de manera simultánea gracias al klic-klic…

… «El ciudadano de la sociedad tecnológica de hoy es un hombre con los atributos de «protético» y de «extravertido». Cada vez más artificios entran en su cuerpo y sustituyen, reparan o amplifican algunas de sus partes o funciones en forma de implantes, trasplantes o prótesis, y, en sentido contrario, también vierte funciones, energía, destrezas, en artefactos que las amplifican: muchas de nuestras acciones naturales se prolongan a través de máquinas, herramientas, autómatas y se amplifican espectacularmente» (Antonio Rodríguez de las Heras)…

No hay comentarios:

Publicar un comentario